26 June 2015

II ANIVERSARIO EL JARDÍN DE MI HOSPI

Hoy queremos celebrar el 2 aniversario de un proyecto muy especial para el estudio A-cero: el “Jardín mi Hospi”.

El ‘Jardín de mi Hospi’ es uno de los proyectos más especiales que ha llevado a cabo el estudio en estrecha colaboración con la ONG Juegaterapia. Este proyecto solidario se ha llevado a cabo gracias a la colaboración de varias empresas y a donaciones tanto de organizaciones como de miles de personas anónimas. El estudio A-cero ha diseñado este jardín de manera totalmente desinteresada.

La construcción de este jardín es un proyecto pionero en España y se espera que muchos hospitales tengan un espacio similar. El objetivo es que los niños enfermos disfruten del aire libre y jueguen como los demás niños. Se ha querido por tanto humanizar y mejorar la calidad de vida de los pequeños y sus familiar en estas circunstancias especialmente adversas.

CROQUIS E IDEAS INICIALES

LOCALIZACIÓN / EMPLAZAMIENTO

Este jardín se ubica en la azotea del edificio de acceso al Materno Infantil del Hospital Universitario La Paz de Madrid. Constituye un espacio de 800 m2 de zonas verdes, de juego y de relax para los niños hospitalizados, especialmente para los que se encuentran en una situación de larga estancia.

PLANTA GENERAL

La cubierta del Hospital de la Paz se estructura a través de una serie de elementos circulares que funcionan como distintas zonas de juego y estar, relacionadas formalmente con un camino sinuoso que recorre la cubierta creando un itinerario que invita a adentrarse y explorar toda el espacio.

Toda la cubierta está tapizada con césped artificial y suelos blandos, donde destacan grandes maceteros que hacen la función de bancos. Es un lugar pensado para encuentro, lugar de descanso, lectura, etc. Otro elemento a  destacar son las pérgolas-mesa: mesas circulares con forma de seta gigante provistas de sombra. También por toda la cubierta encontraremos puntos de iluminación, que además de su efecto decorativo se convierten en puntos de descanso.

La siguiente fase de este proyecto es la creación de los jardines terapéuticos en las terrazas del edificio 2, dedicadas a cada uno de los sentidos: el Jardín del olfato: con especies de plantas aromáticas; el Jardín de la vista: plantas de gran colorido; el Jardín del gusto: formada por especies hortícolas de fruto; el Jardín del tacto: plantas con interesantes texturas, y el Jardín del oído: especies que generan distintos sonidos al combinarse con el viento. También contarán con una zona de propagación, para que los niños puedan plantar sus propios árboles.

IMÁGENES DE LA CUBIERTA

Accedemos a la cubierta mediante un área con pavimento deportivo tipo caucho, donde comienza el recorrido de las diferentes zonas de juego. Todo el recorrido cuenta con una barandilla de seguridad de 1,80m de altura,  formada por paneles de vidrio gris y transparente, dejando un pequeño pasillo de mantenimiento. En los paneles más próximos a la entrada podemos ver un gran vinilo horizontal con el logotipo de “el Jardín de mi Hospi” y Juegaterapia.

Nos encontramos en esta zona con los cubos mosaico de Pixel XL. Un mosaico con piezas de revestimiento imantadas móviles que permiten variar los dibujos, creando así un elemento de juego y decoración muy dinámico y abierto.

Nada más entrar en el jardín encontraremos dos maceteros únicos y muy especiales. Estos son los maceteros de Aarón y Jacobo, dos pequeños pacientes del hospital que debido a su enfermedad no ha podido ver esta obra terminada, y que hemos querido mantener en el recuerdo haciendo que formen parte de este jardín para siempre.

“Hay quien tiene amigos en el trabajo, amigos en el gimnasio… Yo soy mucho más original. Tengo un amigo ahí arriba, en el cielo. Se llama Aarón, y nos dejó hace ya tres meses. Durante el tiempo que fuimos amigos por aquí abajo, me ayudó a construir algo que aunque empezó siendo pequeñito, se hizo grande enseguida, muy grande. Porque si Juegaterapia existe, es solo gracias a el. Para Aarón era esa primera consola, daba gusto verle jugar. Nadie sabía más que el. Y nadie era capaz de iluminar tanto nuestra oficina con su sonrisa. Hoy esa sonrisa me acompaña allí donde voy. En los momentos buenos y no tan buenos. Fue, es y seguirá siendo siempre mi fuente de inspiración. Ahora que tenemos un jardín, quiero que Aarón siga iluminando con su presencia a todos los niños que gracias a él, podrán jugar allí cada día. Y así, continuar con la labor que vino a hacer aquí, hacer felices a miles de niños enfermos.” –Mónica Esteban, Presidenta de la Fundación Juegaterapia.

“No he tenido la suerte de conocer a Jacobo. Pero si la inmensa fortuna de conocer a sus padres. Leandro y Conchita. Y sabiendo lo maravillosos que son sus padres, estoy convencida de que es cierto aquello de -de tal palo tal astilla-. De Jacobo sé que era pelirrojo, guapo a rabiar y que hubiera disfrutado muchísimo de este jardín. Y sé que deja muchas cosas buenas. Como a una mami que ahora dedica su tiempo a ayudarnos. Si este jardín ya era un proyecto bonito, hoy lo es aún más. Porque Jacobo será parte de él, y ayudará a hacer felices a muchos, muchísimos niños. Gracias Jacobo. – Mónica Esteban, Presidenta de la Fundación Juegaterapia.

Esta primera zona está destinada a los niños más pequeños, donde podemos ver elementos anclados como el tobogán con forma de caracol. Éste se encuentra sobre una superficie circular de caucho, que conecta con el resto del recorrido invitándonos a seguirlo.

Siguiendo este camino tan colorido llegamos a una segunda zona enfocada a los familiares. Se trata de un área pensada para el encuentro y el descanso gracias a las jardineras con arbolado. Estas jardineras de gran dimensión permiten la instalación de arbolado y al mismo tiempo funcionan como bancos. Aquí los padres pueden descansar en los bancos-maceteros y en los puntos de luz, que sirven como elementos de apoyo.

En este área y durante todo el recorrido encontraremos figuras ancladas con formas de animales para transmitir la sensación de contacto con la naturaleza. Estos “animales”, al igual que las pérgolas-mesa que veremos más adelante, han sido cedidos por la empresa Animala.

El tipo de árbol elegido para este proyecto, por recomendación de los alergólogos de La Paz, ha sido el almendro. Esta elección se debe a que el almendro causa menor alergia a los niños que el resto de los árboles.

Continuando el sendero llegaremos a la tercera zona, pensada para los niños de mayor edad. Aquí encontraremos nuevas jardineras, animales y dos pérgolas-mesas de gran dimensión…tanto es así que son visibles desde el exterior.

Este espacio gracias a su amplia superficie permite la realización de actividades diversas, ya que los niños contarán con material deportivo que podrán utilizar en el jardín.

Las setas gigantes han sido ideadas para convertirse en mesas circulares provistas de sombra, donde poder practicar juegos de mesas, dibujar, pintar, leer, etc.

Publicado en Paisajismo, proyectos. 8 Comentarios.
Comentarios
Comentario de Maria Esther Rodríguez Gómez

Que Hermoso proyecto, que felices deben sentirse los niños que lo disfruten olvidándose por unas horas de su terrible enfermedad. Sóis Maravillosos. Felicidades!!!

Comentario de Jesús

Algo realmente fabuloso. Si algo más puro, más bello y más sincero que la felicidad y sonrisa de un niño/a…… es la oportunidad de puedan seguir haciéndolo. Desde lo más profundo de un sentimiento simple y fuerte a la vez….. enoharubena una vez más…..

Comentario de celosias en pozuelo

Increible !! Trabajar en proyectos de este tipo es ademas de gratificante una experiencia realmente enriquecedora.

Comentario de María

Un trabajo magnífico

Comentario de Tijeras de podar

Este tipo de proyectos debería ser obligatorio en todos los hospitales infantiles, un espacio de jardín y juegos aportará la tranquilidad que necesitan estos niños. Enhorabuena!!

Comentario de Estudiar Biotecnología

Este proyecto ha sido uno de los mejores!.

Comentario de Control de Plagas Madrid

Me encanta el proyecto y espero siga en marcha y que muchos tomen ejemplo !! Genial !!

Comentario de pintores madrid

y el color: da gusto ver el color de estas edificaciones, es una maravilla