2 May 2017

EDIFICIO UNASUR EN QUITO, DE DIEGO GUAYASAMIN

La Implantación de la propuesta ha sido concebida como un entorno continuo, sin barreras y abierta al espacio público transmitiendo dinamismo tridimensional (propuesta) al mencionado Complejo. De igual manera la propuesta se retranquea generando una gran plaza de acceso no solo para el proyecto, sino como un gesto de respeto y aporte al entorno inmediato.

El edificio de UNASUR, tiene una tipología horizontal que no supera la altura del mencionado monumento, se implanta en una nivel inferior e inclusive resuelve un 75% de su programa arquitectónico bajo tierra; incluidas áreas significativas. De esta manera se minimiza el impacto de un volumen con un alto requerimiento de áreas.

El proyecto de UNASUR no solo ha analizado su propuesta dentro de sus límites; se trata de una propuesta socialmente incluyente que genera espacios abiertos para la comunidad, biblioteca de consulta y espacios lúdicos.

Formalmente el nuevo edificio se presenta como un volumen en forma de U ascendente delimitado por tres ejes virtuales: El eje Norte-Sur, la proyección de la propuesta con la Ciudad Mitad del Mundo y la unión de estos ejes en 47 grados, resultado de la sumatoria o desplazamiento de declinación máxima norte (23.5 grados) y declinación máxima sur (23.5 grados) del Sol en relación al ecuador.  El resto del planteamiento arquitectónico se perfila inscrito en el eje Este-Oeste.

La volumetría es una pieza masiva que por contraste se eleva y se proyecta como metáfora de libertad. El edificio ha sido diseñado con una connotación escultórica para sorprender y presentar una imagen distinta dependiendo desde donde se lo mire.El edificio está compuesto por una doble piel, la primera sólida y ciega en contraste con la segunda liviana y transparente. Los envolventes  ciegos (o enterrados) son los envolventes que según el programa requerido corresponden a los espacios públicos y los envolventes translúcidos(paradójicamente) son los espacios privados; sensaciones de transparencia, peso y vértigo coexisten al mismo tiempo.

Estructuralmente se utilizaron como elementos predominantes el Metal y el Hormigón Armado. Se planteó un sólido núcleo en hormigón armado al cual se anclan dos grandes cerchas metálicas  a manera de viga habitable. El hormigón Armando cumplió un papel fundamental para la realización de la obra, debido a que funciona como ancla/soporte de los volados. La estructura resulta en un sistema positivo, propositivo y de fuerte imagen icónica. Este esquema es además la armadura de mayor volado en Sur América con 55 mts. sin apoyos, como modelo de tecnología, empuje y creatividad.

Se han incorporado a UNASUR más de 73.000 m2 de nuevas áreas verdes y se han reforestado más de 160.000 árboles endémicos en el entorno inmediato.

El diseño de interiores propone áreas fluidas, gracias a su configuración y uso de materiales. Se usa una paleta de colores neutro y protocolar. El uso de vidrio aporta con la idea de transmitir un mensaje de transparencia social y política; espacios tranquilos, abiertos y productivos sin grandes distracciones.

El minimalismo de elementos en el área exterior resalta la edificación y la limpieza de su arquitectura, facilitando además la organización de actos públicos y protocolarios. El gran espejo de agua a manera de base acentúa y dramatiza el efecto de reflexión de un cuerpo monolítico suspendido en el aire.

En conclusión, podríamos decir que se trata de una propuesta digna, de balanceada combinación entre funcionalidad, simbiosis de aspectos conceptuales y pragmáticos en un proyecto icónico de sobria estética.

Publicado en Recomendación del día. 2 Comentarios.
Comentarios
Comentario de Maria Esther Rodríguez Gómez

Conozco este proyecto y me parece magnífico. Me encanta su diseño, una pasada. Estupenda recomendación!!!

Comentario de Pedro Prieto

Alucinante, me imagino este diseño para cualquier lugar del mundo pero en Quito debe ser impresionante. Saludos.