29 January 2012

A-cero diseña una villa para un emir en Fujaira, UAE

El estudio de arquitectura de A-cero, presenta un proyecto de una villa ubicada en Emiratos Arabes, más concretamente en Fujaira. Consta de un solo nivel en planta baja con una superficie total de 2.300,21 m2. El valor simbólico del agua en estos países cobra una importancia real, por ello se ha cuidado especialmente el paisajismo, utilizando plantas, arboles y palmeras autóctonas.

CROQUIS

EMPLAZAMIENTO

PLANTA BAJA

Como se observa en el plano de planta, todas las dependencias se ubican en torno a un patio interior que se diseña en la villa, en el que se construye un parking de 60m2. Como se ha citado al inicio del post, se trata de una villa de 2.300 m2, asentada sobre una parcela trapezoidal irregular de grandes dimensiones.

Se imponen las formas y los volúmenes rectilíneos dentro de una tipología con un carácter principalmente horizontal debido a su planteamiento en un solo nivel. Los juegos de voladizos, pérgolas y marquesinas dinamizan los muros y le otorgan movimiento y valores escultóricos al proyecto, evitando una excesiva sensación de rotundidad y solidez.

Los espacios comunes, especialmente el central son una  de las piedras angulares de esta villa. Como ejes articuladores que fusionan interior y exterior en un todo orgánico y compensado, con un gran protagonismo para los elementos vegetales y las láminas de agua muy cuidadas y necesarias, también, en proyectos de tan grandes dimensiones.

Publicado en proyectos, viviendas. 2 Comentarios.
Comentarios
Comentario de Raúl Vela Aguilera

Estimado Joaquín, antes de ser excesivamente crítico, me gustaría decirte que, como compañero, te respeto, por la arquitectura que haces y por la labor divulgativa que realizas. No cabe duda de que te auto-promocionas, pero de paso nos haces un favor a los arquitectos anónimos que luchamos en pueblos pequeños por hacer un trabajo digno, con bajo presupuesto y con ordenanzas limitativas y clientes que no comprenden la arquitectura ni respetan la labor del profesional.

Aparte del comentario de que la casa no creo que se vuelque hacia el espacio interior (en el cual me ratifico después de una lectura detenida de la planta), desaprovechando la riqueza de la dualidad interior-exterior, dentro- fuera, y los efectos de amplitud perceptiva relacionados a dicha cualidad, hay otros dos comentarios que considero pertinentes al respecto de este proyecto, uno sobre la geometría y otro sobre el aspecto formal.

El giro de geometrías está cogido con pinzas; los croquis son muy sugerentes, mucho más que el resultado final, ya que el giro encuentra una mejor justificación cuando genera espacios singulares, miradas oblicuas, etc… pero en este caso, lo que más genera son estancias trapezoidales y espacios intersticiales residuales (se salva por la sobre-dimensión). Creo que no se le ha sacado partido y permite cuestionar la arbitrariedad del giro.

Con respecto a las formas, a parte del gran repertorio de soluciones de los alzados (creo que excesivo) hay un detalle que me ha llamado la atención, con respecto a las zonas de sombra; además de que es curioso que no haya ninguna zona de sombra decente asociada al patio interior (esto está relacionado con el primer comentario), es llamativo que existan vuelos enormes en zonas que no parece que tengan una buena vinculación con la casa o le ayudan en la transición interior-exterior; los vuelos tienen más sentido cuando generan un porche, enfatizan algún elemento, construyen una marquesina de entrada (este sí es sutil e interesante), cobijan algún recorrido o tienen algún otro sentido arquitectónico. En este caso, el vuelo de la esquina inferior izquierda (según se lee la planta) parece muy desvinculado de las zonas de estancias interiores (para colmo, en la infografía no se aprecia el hueco de paso al interior); creo que la solución no es totalmente satisfactoria dibujando unos sofás en su proyección, por lo que se acaba convirtiendo en un gesto formal, que tiene algún sentido desde la abstracción, para recomponer el volumen, pero no desde la vivencia de la casa, y estos dos componentes (abstracción y vivencia) deben ir de la mano para que un resultado sea redondo. Pensar en un vuelo que no va a cobijar ningún espacio habitable es como pensar en una terraza a la que se le ve el suelo y no se puede salir a transitarla; creo que carece de mucho sentido y banaliza el gesto.

En conclusión, para no enrollarme más, me he quedado a medias con la casa, porque la idea de partida era potente y algunos aspectos de la casa la singularizan, pero creo que el juego de geometrías o no es todo lo acertado que podría o no se le ha sacado todo el partido posible, generando un resultado formal que no es todo lo consistente que podría ser.

En fin, un saludo, y hasta otra. A partir de ahora te haré algunas críticas en el blog o en facebook, pero ésta no la he querido publicar allí para que no parezca un ataque demasiado ácido; te lo comparto en privado porque es lo que pienso (y te sugiero que no lo publiques) pero prefiero hacerte comentarios más amables o enriquecedores de cara al público, pues pienso que los arquitectos debemos ayudarnos entre nosotros, y no al revés, ya que a veces entre determinados clanes parece que los arquitectos guerrean contra los propios arquitectos, simplemente por tener distintas maneras de trabajar o por pura envidia, pero es bueno que la gente se aficione a la buena arquitectura y por eso me encanta lo que haces, porque invita a la gente a apasionarse por ella. Felicidades.

Comentario de generador de ozono

Lo que más me gusta son las zonas con agua.